Puertas de seguridad blindadas y acorazadas: Diferencias II
Puertas de seguridad blindadas y acorazadas

En alguna ocasión, ya os hemos hablado sobre algunas de las diferencias entre las puertas de seguridad blindadas y acorazadas. Esta vez, queremos hacerlo profundizando en aspectos más técnicos y profesionales, para que conozcáis al detalle otras características en las que difieren.

Puertas de Seguridad Blindadas y Acorazadas: Características

Entre las puertas de seguridad blindadas y acorazadas existen similitudes, pero también diferencias notables. A continuación te mostramos las más relevantes para que descubras la que mejor se adapta a tus necesidades.

Puertas de Seguridad Blindadas

El término puertas blindadas suele hacer referencia a aquellas puertas domiciliarias sin certificación o a puertas de seguridad con certificación AENOR o Applus según la normativa Europea UNE EN 1627/28/30:2011.

Entre las puertas blindadas certificadas existen dos clases según el nivel de seguridad de la misma:

  • RC4
  • RC5

Incluyen una cerradura de alta seguridad homologada según normativa Europea UNE EN 12209:2004:7. Opcionalmente se puede incluir la instalación de cerraderos eléctricos o teclados electrónicos.

Para conocer las principales diferencias entre las puertas de seguridad blindadas y acorazadas, es necesario saber que, entre las principales características de la construcción de nuestras puertas blindadas destaca la existencia de un relleno interior de lana de roca basáltica entre las chapas de acero reforzadas. La zona de cerradura está protegida gracias a un blindaje de acero al manganeso antitaladro y el lado de las bisagras dispone de un batiente antiextracción. Estas puertas blindadas pueden suministrarse opcionalmente con una junta perimetral intumescente que les proporciona una protección pasiva contra el fuego, así como con mirillas o cristales antibala con certificación P7B según norma EN 356.

Nuestras puertas blindadas Clase 5 con certificación AENOR UNE EN 1627/28/30:2011 están disponibles en cuatro sentidos de apertura y son habituales en Mercado de Alto Riesgo como joyerías, administraciones de lotería, locales de compra venta de oro o empresas de seguridad.

Puertas de Seguridad Acorazadas

Otra de las diferencias entre las puertas de seguridad blindadas y acorazadas, es que, estas últimas, también llamadas puertas fuertes, son las que se instalan en cámaras acorazadas para bancos, armerías o bunkers. Su nivel de seguridad es muy superior al de una puerta blindada. En este caso la normativa que regula su nivel de seguridad es la Europea UNE EN 1143-1, desde Grado III a Grado X. La estructura de las puertas acorazadas normalizadas difiere según el grado de seguridad. En todas ellas se incorporan composites de alta resistencia con fibras metálicas y varias capas de armaduras insertadas en su masa, confiriéndole una gran resistencia frente a ataques mecánicos y térmicos. En función del grado de seguridad, las puertas de cámaras acorazadas incluyen desde una a tres cerraduras, todas ellas EN 1300 certificadas como exige la normativa. Dado su elevado peso, hasta 4.000 kg, suelen precisar de una entrega y de una manipulación especial.

En Opción Segura somos especialistas en seguridad física. Le asesoraremos y le ayudaremos a seleccionar la puerta que cumpla con los requisitos exigidos por las Órdenes Ministeriales para los diferentes mercados. Conoce nuestro catálogo de puertas de seguridad blindadas y acorazadas. ¡Contacta con nosotros y solicita más información!

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X