Cómo funciona la apertura de cajas de seguridad

apertura de cajas de seguridad

Actualmente, cada vez son más las personas que optan por contratar una caja de seguridad bancaria para guardar pequeños objetos personales de valor, como por ejemplo documentos importantes o joyas. El coste depende tanto de la entidad como del tamaño de la propia caja, y generalmente se paga anualmente. Si te preguntas por la apertura de cajas de seguridad en un banco, tú como cliente recibes una clave, que es una de las dos llaves con las que se puede abrir dicha caja. En cuanto a su ubicación, este tipo de cajas se suelen encontrar en la bóveda del banco, garantizando así la seguridad de los objetos de valor de los clientes.

Apertura de cajas de seguridad: procedimiento

Teniendo en cuenta que este tipo de cajas se encuentran en la bóveda de la entidad bancaria, acceder a ellas no es tan sencillo como entrar en la oficina y abrir la caja. Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con un representante del servicio, presentando una identificación para demostrar cuál es la caja que deseas abrir y que tienes autorización para ello. Además, tendrás que firmar para poder compararla con tu firma en la tarjeta de registro.
Una vez seas confirmado como autorizado para abrir la caja, el representante del banco te acompañará hasta la bóveda. Él es el encargado de retirar la caja y colocarla en una habitación privada para que puedas revisar el contenido. Cuando termines, el representante vuelve a dejar la caja en su lugar.
Como puedes comprobar, la apertura de cajas de seguridad es un proceso relativamente sencillo. Si tienes documentos de valor o joyas que deseas guardar con la máxima seguridad, este tipo de cajas son una opción excelente. También puedes entra ahora en nuestra web y descubre lo que te ofrecemos en cajas fuertes. Tenemos un gran catálogo a tu disposición.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X