Caja fuerte mecánica o electrónica: diferencias
Caja fuerte mecánica o electrónica: diferencias

El proceso de decisión de compra de una caja fuerte debes tomártelo muy en serio ya que son muchos los factores a analizar para dar con el mejor modelo para ti. Es decir, aquel que mejor se adapta a tus necesidades y a las de tu vivienda. Piensa dónde vas a colocar la caja fuerte, qué tipo de objetos vas a guardar en ella… Uno de los aspectos más relevantes tiene que ver con la cerradura, y hay dos opciones posibles: caja fuerte mecánica o electrónica.

Caja fuerte mecánica o electrónica: cuál elegir

La cerradura de combinación electrónica, tal y como su propio nombre indica, no necesita una llave, de forma que no tienes que estar pendiente de dónde la guardas o de si la pierdes. Por lo tanto, combina la gran comodidad que supone el no tener que esconder la llave con el amplio número de combinaciones posibles.

Las cerraduras de combinación mecánica son las más antiguas de todas, junto con las de llave. Un sistema muy fiable, cuyo riesgo de avería es mínimo. El funcionamiento consiste en un conjunto de discos internos que deben disponerse de la manera adecuada a través de una serie de giros a ambos lados en una ruleta externa. Una vez realizada la adecuada sucesión de giros a izquierda y derecha, los discos se colocan en la posición correcta, permitiendo así que la cerradura de la caja se desbloquee.

Una de las principales ventajas de la caja fuerte mecánica es que no necesita baterías para funcionar. Por lo tanto, en comparación con las combinaciones electrónicas, el mantenimiento es mucho más cómodo.

Ahora que conoces las características de la caja fuerte mecánica o electrónica, es el momento de elegir cuál es la más adecuada para ti. Si tienes cualquier duda, puedes consultarnos sin compromiso y nuestro equipo te ayudará en lo que necesites.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X