Blog de Opción Segura

Qué son cajas de seguridad grado 3

cajas de seguridad grado 3

Si estás interesado en la compra de cajas fuertes, seguro que sabes que en el mercado hay modelos muy diferentes, tanto en cuanto a tamaño como al grado de homologación que presentan. Pues bien, el grado hace referencia al tipo de protección que ofrecen las cajas. Es importante que conozcas qué son las cajas de seguridad grado 3 y qué las diferencia de otras.

Cajas de seguridad grado 3:características

Se conocen como tal a aquellas cajas que cumplen la normativa EN-1143-1. Están especialmente diseñadas y fabricadas para el almacenamiento de armas de fuego cortas, como pistolas, en el ámbito doméstico. También pueden ser utilizadas en empresas de seguridad a modo de armeros, tanto para armas cortas como largas.

Otros grados para cajas de seguridad

  • Grado I: este tipo de cajas fuertes siguen la normativa EN 1143-1. Están especialmente pensadas para la custodia de armas largas y su correspondiente munición en el ámbito particular.
  • Grado II: estas cajas de seguridad son las más indicadas para empresas y domicilios que necesiten proteger documentos de gran valor, así como otros objetos.
  • Grado IV: estas cajas son las que se utilizan en negocios como joyerías o salas de juego. Su principal característica, y diferencia con respecto a otras, es que cuentan con un sistema de bloqueo. Son las que ofrecen mayor seguridad.
  • Grado V: y, por último, las cajas de grado V. Están pensadas para compañías que necesitan poner a salvo objetos y documentos de valor, así como obras de arte.

Ahora que conoces todo sobre las cajas de seguridad grado 3, En Opción Segura puedes adquirir modelos de este tipo para colocar en tu vivienda. ¿Quieres ver qué opciones tienes? ¡Contáctanos ya sin compromiso! Será un verdadero placer atenderte y ayudarte en todo lo que necesites.


Características de los armeros homologados para rifles baratos

armeros homologados para rifles baratos

A la hora de almacenar armamento en casa, como por ejemplo rifles, es esencial hacerlo en armeros homologados, tanto por razones de seguridad como por cumplir con la normativa vigente. Resulta interesante conocer cuáles son las principales características de los armeros homologados para rifles baratos.

Se conocen como armeros a cajas fuertes diseñadas para el almacenamiento de armas cortas y largas, así como su correspondiente munición. En el mercado se pueden encontrar armeros tanto homologados como no homologados. La normativa actual reflejada en la Resolución del 26 de noviembre de 1998, de la Dirección General de la Guardia Civil, señala que en función del tipo de armas, deben ser almacenadas en un tipo de armero u otro

¿Cómo son los armeros homologados para rifles baratos?

Acerca de los armeros homologados para rifles baratos, los hay de dos tipos.

  • Armeros homologados Grado I: están pensados para almacenar en su interior armas largas. Es imprescindible que cumplan con la normativa vigente y que la cerradura esté homologada en clase A. El cierre puede ser manual, electrónico o mecánico.
  • Armeros homologados Grado III: este tipo de armeros están indicados para armas cortas. En este caso la cerradura tiene que estar homologada en clase VDS.

Los armeros no homologados son aquellos que no han pasado ningún tipo de prueba de ensayo. No obstante, debido a sus medidas y diseño están pensados para el almacenaje de armas largas de coleccionismo. Por lo general, tienen un aspecto más estético que los homologados.

Es importante conocer cuál es la normativa vigente a la hora de adquirir una caja de seguridad de este tipo para el almacenaje de armas en el hogar.

Ahora que conoces las características de armeros homologados para rifles baratos, si estás buscando uno, lo encontrarás en Opción Segura. Una tienda de cajas fuertes para comprar online de plena confianza. Para cualquier tipo de duda o consulta, estaremos encantados de atenderte y ayudarte en todo lo que necesites.

 


Condiciones para armeros homologados para escopetas

armeros homologados para escopetas

A la hora de almacenar armas en casa, es importante prestarles un depósito adecuado y, sobre todo, homologado según la normativa decretada por la Dirección de la Guardia Civil. Es por ello que resultan tan importantes los armeros homologados para escopetas.

Hace algo más de un año, el 8 de noviembre del año 2017 AENOR publicó una nueva versión acerca de los armeros homologados. En ella se especifica cuáles son los nuevos requisitos, así como la clasificación y los métodos de ensayo en lo relativo a la resistencia para el robo en este tipo de cajas fuertes.

Por lo tanto, la nueva UNE-EN 1143-1:2011 sustituye y anula a la homologación legal que había vigente hasta la fecha en lo relativo a armeros de seguridad y cajas fuertes para rifles de caza mayor, la UNE-EN 1143-1:2007+A1:2010.

Armeros homologados para escopetas: cuáles son los requisitos

Los armeros homologados se pueden clasificar en dos grandes categorías.

  • Por un lado, los armeros homologados de Grado I, en los cuales se permite el almacenamiento de armas largas rayadas para caza mayor, así como réplicas de armas largas antiguas.
  • Por otro lado, los armeros homologados de Grado III, para armas cortas y réplicas de armas cortas antiguas. Además, existe una clasificación para escopetas de caza menor, las cuales se pueden almacenar en armeros no homologados o decorativos.

Es importante recordar que las armas deben ser almacenadas en armeros homologados para escopetas. Las características de estos depósitos vienen determinadas por la Dirección de la Guardia Civil. De este modo los instrumentos de caza están completamente asegurados y protegidos ante cualquier tipo de incidente o robo.

Si necesitas la instalación de armeros homologados para escopetas en tu domicilio, ponte en contacto con Opción Segura. Una empresa de confianza que te ofrece una gran selección de productos relacionados con la seguridad.


Fábrica de cajas de seguridad de la mejor calidad

qué es una caja de seguridad

Cada vez son más las personas que se animan a instalar una caja de seguridad para guardar sus bienes más preciados. La fábrica cajas de seguridad desarrolla sus productos con varios objetivos.

El primero y más importante de todos es evitar el robo de objetos de valor, como documentos especiales o joyas. En segundo lugar, las cajas de seguridad están especialmente diseñadas para proteger del deterioro del paso del tiempo todos los objetos guardados en su interior. Además, algunos modelos de armarios de seguridad pueden incluso proteger los bienes ante inundaciones o incendios.

Fábrica de cajas de seguridad: aspectos a considerar

A la hora de apostar por una determinada fábrica de cajas de seguridad, hay una serie de aspectos que merece la pena tener en cuenta para acertar con la compra.

  1. En primer lugar, el sistema de apertura. Las cajas de seguridad más tradicionales funcionan sólo con llave. También hay modelos de cajas fuertes con combinación mecánica y electrónica. Y, las cajas más innovadoras, con combinación electrónica motorizada.
  2. En una fábrica de cajas de seguridad se pueden encontrar dos grandes categorías de producto. Por un lado, las que se anclan con tornillos en la base y lados de la caja. Y, por otro lado, las que se empotran en la pared. Aunque estas últimas requieren una pequeña obra para su instalación, se camuflan mucho mejor tras las paredes de la vivienda.

Teniendo estos dos aspectos tan importantes en cuenta, ya sólo queda decidir el tamaño de la caja en función de los bienes que se vayan a guardar en su interior. Lo mejor es apostar por una caja de seguridad de vanguardia, que ofrezca la máxima protección tanto ante robos como ante fenómenos naturales.

Opción Segura, como fábrica de cajas de seguridad, te asesoramos y resolvemos todas las dudas que puedas tener antes de comprar. Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros.

 


Bordogna cajas de seguridad: tipos

Bordogna cajas de seguridad

En el mundo de las cajas de seguridad, las Bordogna cajas de seguridad son bien conocidas a nivel global. Con una larga trayectoria en el mercado, Bordogna  son cajas de seguridad con una gran reputación dentro del sector y una de las opciones que más valoran los clientes. Además, ofrece soluciones personalizadas para los clientes, de modo que todo el mundo puede encontrar soluciones que se adaptan de forma precisa a sus necesidades.

¿Qué tipos de Bordogna cajas de seguridad existen?

Este tipo de cajas de seguridad es muy utilizada tanto para empresas y negocios como para viviendas particulares.

  • Uno de sus productos estrella son las cajas fuertes de pared. Tal y como su propio nombre indica, están incrustadas en la pared. Hay un amplio abanico de modelos en su catálogo, los cuales disponen de apertura automática o manual, a elección del cliente.
  • Otro de los tipos de Bordogna cajas de seguridad son las que están incrustadas en el suelo. Una opción estupenda para pequeñas y medianas empresas cuya actividad se da en el sector de la industria o del comercio.
  • También armarios para las grabaciones de video. Son cajas muy especiales en las que se guardan grabaciones de distintos espacios, que cuentan con distintas aperturas para una correcta ventilación.
  • Y, por supuesto, los armarios blindados, tanto de una puerta como de dos. Bordogna cajas de seguridad también ofrece a sus clientes armarios y cajas de custodia para armas.

El uso de las Bordogna cajas de seguridad aumenta día a día porque permiten almacenar objetos de valor de manera segura, fuera del alcance de los intrusos. En Opción Segura somos expertos en el sector de la cajas de seguridad, disponemos de multitud de modelos para que guardes tus objetos más valiosos, como es el caso de esta caja de seguridad. Para cualquier tipo de duda puedes ponerte en contacto con nosotros. Te informaremos sin ningún tipo de compromiso.


Cómo funciona la apertura de cajas de seguridad

apertura de cajas de seguridad

Actualmente, cada vez son más las personas que optan por contratar una caja de seguridad bancaria para guardar pequeños objetos personales de valor, como por ejemplo documentos importantes o joyas. El coste depende tanto de la entidad como del tamaño de la propia caja, y generalmente se paga anualmente. Si te preguntas por la apertura de cajas de seguridad en un banco, tú como cliente recibes una clave, que es una de las dos llaves con las que se puede abrir dicha caja. En cuanto a su ubicación, este tipo de cajas se suelen encontrar en la bóveda del banco, garantizando así la seguridad de los objetos de valor de los clientes.

Apertura de cajas de seguridad: procedimiento

Teniendo en cuenta que este tipo de cajas se encuentran en la bóveda de la entidad bancaria, acceder a ellas no es tan sencillo como entrar en la oficina y abrir la caja. Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con un representante del servicio, presentando una identificación para demostrar cuál es la caja que deseas abrir y que tienes autorización para ello. Además, tendrás que firmar para poder compararla con tu firma en la tarjeta de registro.

Una vez seas confirmado como autorizado para abrir la caja, el representante del banco te acompañará hasta la bóveda. Él es el encargado de retirar la caja y colocarla en una habitación privada para que puedas revisar el contenido. Cuando termines, el representante vuelve a dejar la caja en su lugar.

Como puedes comprobar, la apertura de cajas de seguridad es un proceso relativamente sencillo. Si tienes documentos de valor o joyas que deseas guardar con la máxima seguridad, este tipo de cajas son una opción excelente. También puedes entra ahora en nuestra web y descubre lo que te ofrecemos en cajas fuertes. Tenemos un gran catálogo a tu disposición.


Consejos para elegir cajas de seguridad Madrid

cajas de seguridad Madrid

Actualmente son cada vez más las personas interesadas en la instalación de cajas de seguridad Madrid en sus hogares. Si tú eres uno de ellos, hay una serie de pautas que debes tener en cuenta en el proceso de decisión de compra.

Claves para dar con las mejores cajas de seguridad Madrid

  • Tamaño: es uno de los principales aspectos que debes tener en cuenta. Debes valorar tanto los objetos que quieres guardar en la caja de seguridad como el espacio en el que quieres colocarla. La capacidad más habitual de estas cajas de seguridad en Madrid ronda entre los 20 y los 40 litros.
  • Sistema de cierre: también debes valorar cuál es el sistema de cierre. Depende de la frecuencia con la que vayas a utilizar la caja, así como la fiabilidad que necesites o el grado de seguridad que requieras.
  • Fin: en función de para qué vayas a utilizar la caja de seguridad deberás optar por uno u otro modelo. Por ejemplo, las cajas con ranura son las más adecuadas para introducir dinero o sobres sin necesidad de abrir la caja. También existen las cajas de custodia de llaves o las denominadas caudalitas para guardar efectivo.
  • Seguridad: en lo relativo a la seguridad de las cajas de seguridad Madrid, actualmente puedes encontrar algunas que son ignífugas, perfectas para proteger los objetos que hay en su interior de posibles incendios.

El mejor lugar para guardar la caja de seguridad depende tanto del diseño como de la distribución de tu casa. Por lo general, los ladrones buscan primero en el dormitorio principal, así que mejor evitarlo. Algunos lugares interesantes son el baño y la cocina.

Si estás buscando las mejores cajas de seguridad Madrid, ponte en contacto con Opción Segura. Una empresa de plena confianza que te ofrece una gran selección de productos para poner a salvo tus objetos más valiosos.


Alquiler cajas de seguridad privadas: ¿Cómo funciona?

Alquiler cajas de seguridad privadas

Actualmente, son muchas las personas que desean poner a salvo sus objetos más valiosos de la manera más segura que existe. Pues bien, una de ellas es el alquiler cajas de seguridad privadas. Se trata de un servicio que ofrecen las entidades bancarias y que permite no sólo guardar dinero en metálico, sino también otros elementos como joyas e incluso documentación.

Funcionamiento del alquiler cajas de seguridad privadas

Uno de los servicios financieros que ofrecen las entidades bancarias es el alquiler cajas de seguridad privadas, las cuales están ubicadas en el interior de una cámara acorazada. Por lo tanto, su seguridad es máxima.

En dichas cajas puedes guardar dinero, joyas, documentos o cualquier otro objeto de valor. Las limitaciones sobre aquellos elementos que no se pueden depositar vienen determinadas en el contrato. Por lo general se refiere a sustancias peligrosas, nocivas o cuya comercialización esté prohibida.

Es importante destacar que el contenido de las cajas es completamente confidencial. En ningún caso debes declararlo, y ni siquiera la entidad bancaria debe saber qué hay en ellas. Por lo tanto, eres tú como titular el que responde sobre los objetos depositados en ellas, los cuales deben ser lícitos.

El coste de este servicio depende fundamentalmente del tamaño de la caja. Además, hay una serie de comisiones: de apertura y fianza, de cada que vez que quieras abrir la caja y de seguro.

Aunque el robo es muy improbable, no resulta imposible. Por ello, los bancos recomiendan la contratación de una cobertura adicional.

En la gran mayoría de los casos, las entidades bancarias reservan el alquiler cajas de seguridad privadas para clientes que tengan una gran vinculación con ellas. El requisito principal es tener una cuenta corriente en dicho banco y un salgo mínimo en ella. Además, la entidad bancaria debe conocer tu perfil y tener confianza en tí.

 


¿Qué es el contrato de caja de seguridad?

contrato de caja de seguridad

Actualmente, son cada vez más los usuarios interesados en la contratación de una caja de seguridad en su entidad bancaria. Se trata de un servicio que prestan los bancos, mediante el cual ponen a disposición de los usuarios una determinada caja en la que pueden almacenar sus objetos más valiosos: dinero, joyas, documentos, etc. Dicho servicio queda regulado a través de un contrato de caja de seguridad.

Contrato de caja de seguridad: qué es y qué incluye

Es un documento formal en el que se indica que el banco pone a disposición del cliente una caja de seguridad, la cual está instalada en el interior de una cámara acorazada, a prueba de robos e incendios. El cliente puede depositar en ella aquello que considere más conveniente, siempre y cuando no sean sustancias ilegales o cuya comercialización esté prohibida. El cliente tiene acceso a su caja siempre que lo desee.

Es un contrato que se compone de la locación de cosas y una locación de obra. Tanto la tranquilidad como la seguridad son dos características propias de la guarda del depósito, no del uso y goce de la locación de los objetos depositados.

La entidad bancaria en ningún momento conoce cuál es el contenido de la caja, lo cual no impide cumplir con una serie de requisitos: la responsabilidad del depositario y la tradición. El contrato de caja de seguridad establece que el banco actúa como empresa depositaria, de modo que es el responsable por los perjuicios que se produzcan, a excepción de fuerza mayor o caso fortuito.

Para poder liberarse de la responsabilidad objetiva que genera el incumplimiento del contrato de caja de seguridad, el banco tendrá que demostrar no sólo el hecho del robo, sino que éste no ha podido ser evitado a pesar de hacer uso de todas las medidas de seguridad exigidas.

Una vez conocido el funcionamiento del contrato de caja de seguridad ya puedes escoger tu caja de seguridad.

 


Normativa de los armeros de caza homologados

armeros de caza homologados

A la hora de disponer de armeros de caza homologados, es imprescindible conocer cuál es la normativa vigente para no tener ningún tipo de problema.

Armeros de caza homologados: normativa

Tal y como dispone la resolución aprobada el 26 de noviembre de 1998, de la Dirección General de la Guardia Civil, la normativa es la siguiente. Aquellos particulares que cuenten con armas largas rayadas, las cuales se utilizan en la caza mayor, deben ser almacenadas en armeros homologados de grado I. En cuanto a las armas cortas, utilizadas tanto en campos como en galerías de tiro, deben ser custodiadas en armeros homologados de grado III.

Dicha resolución establece que todas las armas que se almacenen en domicilios particulares deben ser obligatoriamente custodiadas en armeros que cuenten con al menos el grado de seguridad clase I para armas de fuego largas rayas y todas aquellas que pertenezcan a la categoría 2ª: armas y rifles utilizados para caza mayor. Aquellas armas de fuego, cierres y piezas esenciales de las mismas deben guardarse en armeros que dispongan del grado mínimo de seguridad clase III.

Para otorgar el grado de seguridad que corresponde, se pone a prueba la resistencia de los armeros de caza homologados. Aquellos que cuentan con el grado de seguridad clase I requieren de 30 RU para un acceso parcial y de 50 RU para acceso total. En cuanto a los del grado de seguridad clase III es requisito indispensable que tengan  80 RU para acceso parcial y de 120  RU para acceso total.

En resumen, los armeros para armas largas rayas para caza mayor deben ser almacenados en armeros homologados de grado I.

Si necesitas la instalación de armeros de caza homologados en tu domicilio, ponte en contacto con Opción Segura. Una empresa de confianza que te ofrece una gran selección de productos relacionados con la seguridad.